Invencibles en Levante

Hoy, después de 8 meses y con todas las precauciones posibles, nos hemos vuelto a reunir el núcleo de familias que comenzó su andadura hace dos años, después del Encuentro de Verano 2019 en Castellón. Nuestro último Encuentro había sido en febrero de este año; tuvimos un Encuentro de Pentecostés online y, después, una pequeña participación en el EdV.

Nos hemos reunido en el Monasterio de la Transfiguración de la Fraternidad Monástica de la Paz, un día como hoy en el que S. Ignacio de Antioquía entregaba en Roma su cuerpo a las fieras. Parecíamos también como de esos primeros cristianos que se reúnen furtivamente a primera hora de la mañana para cantar las alabanzas a Cristo resucitado. Venimos a confirmarnos en la fe unos a otros, sostenernos y evangelizarnos: ¡esto es FFII!

Cuando hemos recibido a los hermanos, nos venía la Palabra del día como anillo al dedo: “Durante este tiempo hemos oído hablar de vuestra fe en Cristo y de vuestro amor a todo el pueblo santo, no cesamos de dar gracias por vosotros…” (Ef 1,15). Comenzamos nuestro encuentro con una pequeña alabanza, dando gracias porque durante este tiempo hemos conservado la fe y el anhelo de encontrarnos. Algunas de las familias han pasado por dificultades  graves de enfermedad y de falta de trabajo. A día de hoy podemos dar Gloria a Dios por el testimonio de estas familias, que se han sentido arropadas por la oración y que a su momento Dios ha proveído con salud y trabajo. Todavía tenemos una dificultad de enfermedad de Óscar el esposo de Marlene; a ellos y a sus hijos Camila, Enmanuel y Samuel -a quien visteis brevemente en los laudes del EdV online- les encomendamos especialmente a la oración de todas las FFII.

Después de la alabanza con la participación de los niños, como estamos en un monasterio que vive la espiritualidad de los iconos y pinta iconos, los menores -acompañados de algunos adolescentes- han ido a dibujar sus iconos. Los matrimonios nos hemos reunido en una terraza del monasterio con un tema original de Javier y Montse: ¿Qué hace Jesús cuando entra en una casa? (disponible en FormaciónComunidade Caná). En este contexto en que se hace más difícil escapar de nuestro principal compromiso, es esencial revisarlo. Siempre que queramos saltar hacia delante (Iglesia en salida dice el papa en la Evangelii Gaudium), hemos de mirar primero atrás y ver cómo está nuestra casa.

Hemos podido compartir y volver asentar lo que quieren ser las bases de nuestro caminar, esto es: la relación esponsal como una prioridad y hacer presente a Jesús en casa con todas las “armas”, sabiendo que no son nuestras fuerzas al empuñarlas las que nos salvan. Hemos terminado nuestra mañana con una introducción al mundo de la iconografía por parte de la priora de la Comunidad, María Jesús que nos ha dejado con ganas de más. Los Iconos son la misma Palabra de Dios hecha imagen, un mundo en el que entrar y sentirnos acogidos por Dios.

¡Damos glorias y alabanzas a Dios que ha permitido este pequeño pero sabroso encuentro de siete Familias Invencibles!

Fernando y Susana

 

No se admiten más comentarios