¡¡¡ Dios es GRANDE !!!

.

       Después de todo un verano en que el contacto y el trato con otras familias se suaviza…. Después de todo un verano en el que las experiencias de reunirnos en su nombre disminuyen… Después de todo un verano en el que -¿por qué no?-, como consecuencia de todo ello, nuestra relación con el Señor se puede llegar a enfriar algo… va el Señor y se muestra en toda su grandeza en el primer Encuentro del curso.

Sí. Él no descansa. Para Él no existe el tiempo. En la oración nos regaló una Palabra (Sal 17) en la que nos venía a decir que, a pesar de todas las dificultades, a pesar de nuestros fallos, a pesar de que a veces nos creemos que nos valemos por nosotros mismos… Él siempre está ahí. Él no falla. Al final del salmo nos dice que contemplaremos su rostro y nos saciaremos de su presencia. Eso es lo que el Señor nos pone por delante en este curso. Esa es su promesa de fidelidad continua.

.

.

Después de la oración con mucha unción del Espíritu Santo, en la que se derramó con poder, Jose y Paqui nos presentaron la primera enseñanza del curso. Se basaron en el evangelio del domingo anterior (Mc 10,17-30): “una cosa te falta: vende lo que tienes y sígueme”, “¡qué difícil les va a ser a los ricos entrar en el reino de Dios!”, “es imposible para los hombres, no para Dios. Dios lo puede todo”. Terminaron con una dinámica en la que nos hicieron trabajar sobre los apegos; nos hicieron reflexionar y plantearnos qué cosas tenemos en la vida a las que nos sentimos atados; qué cosas nos impiden darnos más.

            Y, por último, chocolatada para todos. Hemos tenido el regalo de una familia nueva; una familia a la que Dios le ha dado a conocer Familias Invencibles como una oportunidad para seguir creciendo en Él.
Familia Wagener Galván
 .

No se admiten más comentarios