HOY… en tu CASA

Entró en Jericó e iba atravesando la ciudad. En esto, un hombre llamado Zaqueo, jefe de publicanos y rico, trataba de ver quién era Jesús, pero no lo lograba a causa del gentío, porque era pequeño de estatura. Corriendo más adelante, se subió a un sicomoro para verlo, porque tenía que pasar por allí. Jesús, al llegar a aquel sitio, levantó los ojos y le dijo: «Zaqueo, date prisa y baja, porque es necesario que hoy me quede en tu casa» (Lc 19, 1-7).

 Ya estamos a las puertas del nuevo Encuentro de FFII de Verano, este año va tener lugar en Castellón y su lugar será la Residencia Mater Dei. La cita de la Biblia donde se encuentra el versículo que nos convoca este año, pertenece al encuentro de Zaqueo con Cristo«Hoy quiero hospedarme en tu casa» (Lc  19, 5).

El encuentro de Zaqueo con Cristo tiene lugar en Jericó. La ciudad de Jericó viene a ser un oasis en medio del desierto, ciudad antigua pero llena de vida. La Residencia Mater Dei, lugar de nuestro encuentro, viene a ser Jericó, donde tiene lugar el encuentro de Zaqueo con Cristo. Nuestra Jericó de hoy, también es un oasis en medio del desierto de nuestras vidas, de nuestras familias. Y aquí, en Jericó, viene Cristo a buscarnos, sea cual sea nuestra estatura. Zaqueo era de baja estatura y tuvo que subir a un sicomoro para verlo. A Cristo, no le importa nuestra estatura, no solo la física sino también la espiritual, Él se hace visible para todos. Cristo nos invita en este Encuentro a disfrutar en esta ciudad de Jericó “Mater Dei”, pero no ha quedarnos en ella, pues Él tiene una petición en particular para cada familia: «HOY quiero hospedarme en tu CASA» (Lc 19, 5).

Hoy Cristo quiere salir de Jericó contigo, con tu familia, quiere hospedarse en tu casa, en tu matrimonio, en tus hijos, en la familia, en el trabajo, en el estudio… en toda vuestra vida.

Queridas familias, Cristo os invita a disfrutar de su presencia viva, de su presencia que hace fiesta para vosotros este año, aquí en Jericó “Residencia Mater Dei”. Queridas familias: buscad, subid al “sicomoro” más alto… y no perdáis de vista a Cristo, porque está en Jericó y ha venido para irse con vosotros y “hospedarse en vuestras casas”.

No se admiten más comentarios