FIAT en el Cerro de los Ángeles

   ¡Qué bueno que el Señor nos haya regalado este primer Encuentro presencial FIAT de este curso y, además, en un entorno especial: el Cerro de los Ángeles! En este lugar se encuentra la Ermita de Nuestra Señora de los Ángeles, el Monumento al Sagrado Corazón, el Seminario Diocesano de Getafe Nuestra Señora de los Apóstoles y un convento de Carmelitas Descalzas.

    En la falda del Cerro, en un gran pinar, nos convocó Dios. Cuando uno respira y contempla este sitio, te invade una fantástica paz interior; y es que sientes la obra y la presencia de Dios. Así que todos fuimos llenándonos del Espíritu Santo que nos puso en una misma onda y abrió nuestras bocas que empezaron a alabar las grandezas de nuestro Dios. Doblemente agraciados por la presencia de Dios y de nuestros hermanos a los que hacía tiempo no veíamos, nuestros corazones se iban abriendo y empapando del amor de Dios. Cantamos,bailamos, alabamos en la libertad de sentirnos sus hijos amados.

.

     Después, el Señor quiso hablarnos y nos dijo:

 “¡Atención, hermanos! Que ninguno de vosotros tenga un corazón malo e incrédulo, que lo lleve a desertar del Dios vivo. Animaos, por el contrario, los unos a los otros, cada día, mientras dure este hoy, para que ninguno de vosotros se endurezca, engañado por el pecado. En efecto, somos partícipes de Cristo si conservamos firme hasta el final la actitud del principio. Al decir: Si escucháis hoy su voz, no endurezcáis el corazón, como cuando la rebelión.” (Heb 3, 12-15)

   «Animaos unos a otros mientras dure este hoy, que ninguno de vosotros se endurezca…» Pensábamos que esta situación sanitaria que hemos vivido, y que continuamos viviendo, ha sido muy dura para todas las familias que hemos tenido que interrumpir nuestras reuniones de oración y compartir que tanto nos ayudan. Esto va produciendo un cierto desgaste y desánimo y el Señor lo sabe. Por eso nos habla tan directamente y nos dice “animaos”, “que ninguno de vosotros se endurezca”. Para ello, Él nos envía su Espíritu Santo que nos fortalece y nos da el regalo de FIAT para que no estemos solos y podamos animarnos unos a otros. ¡Gracias, Señor!

    Tuvimos un tiempo de compartir sobre las cosas buenas que la pandemia ha aportado a nuestra familia, las cosas malas o no tan buenas, y nuestra respuesta a la llamada a la misión que hemos podido recibir de parte de Dios en esta temporada.

   Finalizamos cenando nuestros bocatas y dando muchas gracias a Dios por este Encuentro.

                                               ¡Bendito sea Dios! 

FIAT – Familias Invencibles Madrid (29 de mayo de 2021)

No se admiten más comentarios