Fidelidades de Dios

.

 

El sábado 25 de noviembre, el grupo de Familias Invencibles de Galicia nos reunimos con gran alegría en la casa de Tirán (Moaña).

Los jóvenes condujeron la oración inicial con el salmo 17 (16) y la lectura de la Palabra (1Co 9, 24). Y, como no podría faltar en ninguna alabanza, ellos también se encargaron de llevar la música muy bien armonizada y ungida por el Espíritu Santo que nos mueve .

A continuación, nuestros hermanos Eva, Nacho, Claudia y Gilberto nos tenían preparada una gran sorpresa: una conexión por video llamada con el padre Abel, al cual queremos mucho y que fue destinado por su congregación a una Parroquia en Logroño. Lo echamos mucho de menos, y por eso para nosotros fue un gozo poder hablar y escuchar la Enseñanza que él nos tenía preparada.

El tema fue «7 FIDELIDADES de DIOS que CONMUEVEN«

  1. Él me acompaña en las decepciones (Lc 24, 13 -35)
  2. Dios me busca en las dudas (Jn 20, 24-25)
  3. El Señor me repara cuando me rompo (Jr 18, 1-6)
  4. El Señor me sigue el rastro (Lc 15, 4-7)
  5. El Señor me hace volver a Galilea (Mt 28, 10)
  6. Él me hace dar frutos (Jn 15,16)
  7. El Señor siempre está conmigo(Sal 27, 3; Sal 121, 5; Sal 27, 10; Jue 6, 12, Mt 1, 23; Rm 8, 31; Flp 4, 13)

Además de la enseñanza del P. Abel, también tuvimos una exhortación sobre el CHARIS dada por nuestros hermanos Jose y Paqui. Ellos estuvieron en Roma en el Encuentro Mundial de la Familia Carismática y compartieron con nosotros la experiencia vivida allí. El Cardenal Raniero Cantalamesa -que es el predicador del Papa Francisco- resalta la importancia de un encuentro personal con Cristo. También es importante resaltar la nueva realidad a la que la Iglesia está siendo llamada: la unidad con todos los cristianos.

Nuestros jóvenes, que están muy motivados e inspirados, expusieron la propuesta de hacer el Camino de Santiago desde Vigo; aún tienen que darle la forma necesaria para que el proyecto sea posible. Seguro que se hará y que será un crecimiento para ellos y para todos nosotros .

Para finalizar, tuvimos nuestro compartir con unas riquísimas tortillas, hojaldres, vino y otras delicias más. ¡Que bueno es para los hermanos vivir unidos!

Javier y Rocío

Comentarios cerrados.