La GRACIA de buscarte

 

Hay un tesoro escondido en el fondo de nuestra alma,
un amor inmenso e inmerecido.
Por todas partes, afecto, cariño, amor buscamos
y nos volvemos vacíos.
Danos Amor Verdadero,
la Gracia de buscarte
donde podamos encontrarte.
Derriba nuestros muros.
Sopla con Tu Fuego
sobre nuestros fríos.
Esta niña Miriam, ya más que un poco te conoce.
Te ha conocido.
Tu amor por ella en su corazón ha intuido.
Sí Jesús, Tu Amor ya ha sentido.
Sigue en ella, llenándola, colmándola
con el agua de Tu Fuente y de Tu Río.
De tus dones llénala.
Hazla pequeña, humilde, sencilla.
Sánala de todo orgullo,
De pecado estamos heridos.
Que te busque sin cansarse,
también en sus noches,
en sus días sombríos.
Te alabe y te bendiga,
en todo vea tu sello,
tu marca, tu signo.
Tú seas el gran Amor de su vida,
para amarte ha nacido,
Para amarte con locura,
a este mundo el Padre
la ha traído.
Guíala, condúcela,
protégela del Enemigo.
Su soplo no le pase inadvertido,
Al segundo lo rechace,
de tu brazo cogido.
Te ame Señor,
De ti se enamore,
Para eso ha nacido.

P. Javier Zubiaurre a Miriam en el día de su Primera Comunión

No se admiten más comentarios