Persiguiendo sueños

El sábado 23 de noviembre nos reunimos en la Casa Rectoral de Tirán para celebrar nuestro Encuentro mensual de Familias. Después de una semana de lluvias intensas y viento, el Señor nos regaló una tarde de calma, e incluso algún rayo de sol, lo que permitió que nos reuniéramos 9 familias, con 28 miembros en total.

Comenzamos con una oración compartida, donde tanto niños como adultos pedimos al Señor que derramase su gracia sobre nuestras familias para superar nuestras debilidades. Después de un pequeño descanso, seguimos con una dinámica en la que participamos tanto padres como niños. La dinámica era sobre una gruta; nos hizo reflexionar a cada uno sobre cómo se encuentra en su relación con Dios y con sus hermanos en la fe. Después de esto, se trataron varios temas referentes al funcionamiento del grupo, a su organización, y al reparto de tareas; porque el grupo está creciendo y nos necesita a todos.

Terminamos con una cena de confraternidad, compartiendo cada uno no solo el alimento sino también el cariño, las dificultades y los retos que se nos van planteando como familia, así como los diferentes puntos de vista que nos ayudan a enfrentarnos a ellos. Damos gracias a Dios por haber hecho crecer este grupo de familias internacional con dos nuevas familias venezolanas, que nos aportan el espíritu de hermandad, aire fresco en nuestra vida de fe y, sobretodo, el abrir nuestros corazones a la Providencia divina.

  • Cada niño y joven con un instrumento, y algunos estrenos de nuevos hermanos en los distintos equipos de trabajo.
  • En la reflexión de la gruta, una vez más, los niños y jóvenes nos mostraron su frescura. Sergio David -13 años recién cumplidos- nos decía: voy saliendo de mi gruta poco a poco, pero saliendo. Y os digo que persigáis vuestro sueño. Se consigue. Ocurra lo que ocurra… ¡se consigue!
  • Hemos orado por Elena. Hoy recibía su Confirmación. Y hemos orado por las nuevas familias que Dios va regalando. Mientras, nuestros hermanos Ingrid y José Antonio, sirviendo en el Encuentro Diocesano de Laicos.
  • Se ha creado equipos de servicio: cada necesidad, uno o dos hermanos.
  • Volvemos a casa alegres y agradecidos por las bendiciones que en cada Encuentro el Señor regala.

Familias Invencibles Galicia

No se admiten más comentarios