Hospedarme en vuestra ALEGRÍA

Hoy quiero hospedarme en vuestra alegría: «Alegraos siempre en el Señor, os lo repito, alegraos» (Flp 4, 4).

Que nuestra casa, nuestra familia, sea familia de alegría… ¡Cristo, alegría de la familia!

Gracias, Señor:  por la alegría nos sentimos dichosos y jubilosos, y podemos vivir nuestra contingencia y las dificultades familiares descansado en Ti, que eres nuestro gozo. 

(Día 12 de agosto)


Hoy Cristo quiere salir de Jericó contigo, con tu familia, quiere hospedarse en tu casa, en tu matrimonio, en tus hijos, en la familia, en el trabajo, en el estudio… en toda vuestra vida.

Queridas familias: Cristo os invita a disfrutar de su presencia viva, de su presencia que hace fiesta para vosotros este año, aquí en Jericó: Seminario Menor Diocesano Mater Dei .

No se admiten más comentarios