Encuentros

La fraternidad de Familias Invencibles se forma desde el Ministerio de Familia de RCC de Galicia ante la visión de realizar un encuentro donde tenga cabida toda la familia. Con esta idea se programó y se realizó el primer Encuentro de Familias en el año 2001. Este encuentro se realizó en la casa de ejercicios de los Salesianos de Allariz (Orense). Viendo los resultados y el testimonio de las distintas familias que asistieron al mismo se programó el segundo encuentro para el año siguiente, igualmente en Allariz. Y desde aquí se fue creando el “espíritu de Allariz” y la necesidad que tenían las familias participantes de tener nuevos encuentros.

Las familias que seguimos asistiendo a los Encuentros descubrimos cómo el Espíritu Santo alienta nuestra vida familiar y la riqueza que tiene la oración, la convivencia, compartir las experiencias y la vida con otras familias. Estos Encuentros están provocando la creación de la Fraternidad de Familias Invencibles. Es una gracia espiritual que no hay que dejar pasar. Los testimonios de las familias participantes provocan el deseo de realizar nuevos Encuentros.

Estos ENCUENTROS quieren ser:

– Un retiro + unas vacaciones.
– Un encuentro “distinto” con Dios y con los hermanos.
– Una nueva relación entre padres e hijos con el Señor en medio.
– Un semillero de vocaciones para la Iglesia del tercer milenio.

 

Los Encuentros de Verano son las principales citas anuales de las Familias Invencible, en donde se convive, se divierten, se forman y oran juntas todas las Familias completas congregadas en torno al Dios Vivo y en Cristo Resucitado junto con María, nuestra Madre y Maestra. Compartimos nuestras experiencias e impresiones sobre nuestra vida familiar y vida de oración, todo ello en respuesta a la insistente llamada del Papa Juan Pablo II en favor de la evangelización de las familias y desde las familias.

Las Familias Invencibles tenemos también otros Encuentros a lo largo del año, Encuentros de otoño, invierno y primavera. Son otras citas anuales similares a los Encuentros de verano que se celebran en distintos puntos de España.

La acción del Espíritu en nuestras familias va marcando caminos y regalando sus dones. Surgen así frutos como:
– La oración familiar diaria y la creación de un lugar de oración en cada casa.
– La constitución de fraternidades o grupos de familias.
– La hospitalidad entre familias.
– La activación de la gracia matrimonial.
– La evangelización y el servicio a la Iglesia.

¿Necesitas más información? Escríbenos a: Familias Invencibles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *