Signos y prodigios

 

¡Qué linda tarde hemos pasado en FIAT!   17 familias nos hemos reunido para la gloria de Dios

.

Una vez más, el Señor ha estado insuperable. Él nos ha llenado de gracias y bendiciones con todas las familias nuevas que vinieron y con las que ya llevamos un camino andado en FIAT. ¡Qué bueno es alabar al Señor en comunidad! ¡Cómo sentimos tu presencia Señor en medio de nosotros cuando te alabamos! Es un lugar maravilloso donde las familias podemos cantarte, bailarte, decirte cuánto te amamos y darte las gracias por todo lo que haces en nuestras familias, en nuestros matrimonios y en nuestras vidas…

.

.

Tuvimos dos momentos preciosos de intercesión: uno por las familias nuevas y otro por dos familias que van a vivir momentos importantes en las próximas semanas: el nacimiento de Gema y la próxima boda de Débora y Cristian.

.

.

.

El Señor nos regaló esta Palabra:

Debemos dar continuas gracias a Dios por vosotros, hermanos, como es justo, pues vuestra fe crece vigorosamente y sigue aumentando el amor mutuo de todos y cada uno de vosotros. Esto hace que nos mostremos orgullosos de vosotros ante las iglesias de Dios por vuestra paciencia y vuestra fe en medio de todas las persecuciones y tribulaciones que estáis soportando.

2 Tesalonicenses 1, 3-4

La enseñanza de Pilar y Antonio fue otro regalo de Dios, con una dinámica estupenda pudimos compartir los signos y prodigios que Dios ha hecho en nuestras familias y darnos cuenta de que verdaderamente ¡somos familias de Dios!

 

.

Gracias a Wendy y Gian por su gran testimonio de vida, por compartir con nosotros su intimidad y poder ver como el Señor actúa dándonos todo lo que necesitamos.

.

Gracias también a las palabras de Letty que nos recordaron el verdadero significado de la Navidad: “Jesús ha nacido y por eso es Navidad.”, y que estamos llamados a ser pastorcitos que buscan señales que nos lleven a adorar a Jesús.

.

.

Fue un gran regalo volver a tener bebés y peques en la reunión porque a través de ellos, con sus sonrisas, sus gestos, su ternura y simpatía descubrimos una vez más al Señor. En fin, un regalo detrás de otro del Señor para cada uno de nosotros.

Damos gracias al Señor por cada una de las familias de FIAT y por cada reunión de FIAT que nos regala. ¡Somos tan bendecidos! ¡Feliz Navidad y muy bendecido 2023!

Mario y Adriana

Comentarios cerrados.