Tierra de la PROMESA

JERICÓ,  «SEMINARIO MENOR MATER DEI», TIERRA DE LA PROMESA

       «Moisés subió de la estepa de Moab al monte Nebo, a la cima del Pisgá, frente a Jericó; y el Señor le mostró toda la tierra: Galaad hasta Dan, todo Neftalí, el territorio de Efraín y de Manasés, y todo el territorio de Judá hasta el mar occidental, el Negued y la comarca del valle de Jericó (la ciudad de las palmeras) hasta Soar; y le dijo: Esta es la tierra que prometí con juramento a Abrahán, a Isaac y a Jacob, diciéndoles: «Se la daré a tu descendencia»»    (Dt 34, 1-4a  / Primera Lectura de la Eucaristía de hoy).

Queridas familias que ya estáis a las puertas del Encuentro de Verano de este año:

Vuestra peregrinación a Jericó, «Seminario Menor Mater Dei» está a punto de empezar. Hoy, el Señor en su Palabra os invita a subir a lo alto de la estepa a contemplar el territorio donde vais a vivir estos días, a contemplar la tierra que vais a conquistar, a contemplar la tierra de la promesa, a contemplar la tierra que tanto habéis buscado y donde el Señor os espera y donde nuevamente os dice: «Hoy quiero hospedarme en tu casa».

El Señor, queridas familias, os invita a elevar vuestra mirada, a lanzar vuestra mirada al infinito y contemplar desde lo alto de la estepala tierra de la promesa, la tierra de la promesa es vuestra casavuestro matrimoniovuestra familiavuestros hijosLa invitación del Señor es que la veáis desde arribaque veáis la grandeza de vuestra tierrade vuestra familiaque veáis la infinitud del Señor en vuestra tierracontemplad la belleza de vuestra tierra.

Queridas familias, vosotros sois la descendencia a la que el Señor ha dado la Tierra prometida. El Señor os dice: ¡Subid al “sicomoro” más alto, subid a la meseta de “Moad”, subid y contemplad al que os espera porque «hoy quiere hospedarse en vuestras casas».

 

No se admiten más comentarios