Vivir en el DESCANSO familiar

Hoy quiero hospedarme en el descanso familiar: «Observa el día del sábado, para santificarlo, como el Señor, tu Dios, te ha mandado. Durante seis días trabajarás y harás todas tus tareas, pero el día séptimo es día de descanso, consagrado al Señor, tu Dios» (Dt 5, 12).

Es alegría de la familia el descanso, el disfrutar unos de los otros y disfrutar de la presencia del Señor en nuestro descanso.

Gracias, Señor, porque a pesar de nuestros agobios y de nuestros “duros trabajos”, Tú te haces alivio para nosotros y nos ofreces la posibilidad de dedicarte un día santificado para entrar en tu descanso.

(Día 7 de agosto)


Hoy Cristo quiere salir de Jericó contigo, con tu familia, quiere hospedarse en tu casa, en tu matrimonio, en tus hijos, en la familia, en el trabajo, en el estudio… en toda vuestra vida.

Queridas familias: Cristo os invita a disfrutar de su presencia viva, de su presencia que hace fiesta para vosotros este año, aquí en Jericó: Seminario Menor Diocesano Mater Dei .

No se admiten más comentarios