Vivir en vuestra FRATERNIDAD

              Hoy quiero hospedarme en vuestra fraternidad:  «Ved qué dulzura, qué delicia, convivir los hermanos unidos»    (Sal 1331).

Que vuestra fraternidad con otras familias os haga vivir la dulzura y la alegría de los hermanos unidos en Cristo.

Te pedimos, Señor, que nos hagas entender lo que es vivir en fraternidad, porque hay más gozo en dar que en recibir. Y te damos las gracias porque nos permites desarrollar, por la fraternidad, la unidad de todos nosotros.

(Día 14 de agosto)


Hoy Cristo quiere salir de Jericó contigo, con tu familia, quiere hospedarse en tu casa, en tu matrimonio, en tus hijos, en la familia, en el trabajo, en el estudio… en toda vuestra vida.

Queridas familias: Cristo os invita a disfrutar de su presencia viva, de su presencia que hace fiesta para vosotros este año, aquí en Jericó: Seminario Menor Diocesano Mater Dei .

No se admiten más comentarios