Familias Invencibles de Galicia

Después de nuestro Encuentro de Familias Invencibles de Primavera el pasado 11 de abril desde la Parroquia del Corazón de María en Vigoteníamos un gran deseo: volver a encontrarnos. Así que este último sábado del mes de mayo, once familias invencibles con la ilusión de vernos en persona y reunirnos nuevamente después de un año de restricciones por la pandemia, y guardando las debidas recomendaciones sanitarias, nos hemos citado en el Lago Castiñeiras al aire libre.

.

.

Como era de esperar, con ilusión y ganas de vernos, nos encontramos hermanos de distintos lugares de Galicia, la falta de práctica nos retrasó un poquito, pero finalmente pudimos comenzar haciendo un gran círculo y nos sentamos en la verde hierba comenzando el tiempo de oración, en medio del bullicio de la gente que también pasaba el día en este gran bosque. Cantamos en medio de la naturaleza al Señor de la Creación: “Alabad, siervos del Señor, alabad el nombre del Señor…  De la salida del sol hasta su ocaso, alabado sea el nombre del Señor”

Poco a poco nuestros corazones se fueron calentando y la distancia de todo un año se fue tornando en cercanía y alabanza al Señor.

Javier  nos habló del “Virus de  la Queja” y nos interpeló haciéndonos contestar un cuestionario sobre la vacunación de nuestros comportamientos… ¡Mucho partido estamos sacando a estos virus!

Y llegó el momento merienda… en el que cada uno puso en común los dones del arte culinario enriqueciendo la mesa con ensaladas, tortillas, churrasco, empanadas y otras viandas deliciosas y como postre un delicioso pastel de cumpleaños que Gilberto celebró en nuestra compañía. ¡Felicidades, Gilberto!

Como no podía ser menos (el listón está muy alto) la familia de Fran y Susana prepararon una Yincana con unas pruebas divertidas y cargadas de originalidad:

  • Cazando globos (hijos de Dios)
  • Tetris espiritual
  • ¿Cuál es esa parábola?
  • Volar alto y lejos (misión cristiana)

Nos han hecho disfrutar de una feliz tarde en familia y con ganas de volvernos a ver pronto. Echamos de menos a quienes no pudisteis asistir. Os esperamos en la próxima convocatoria en junio… ¡¡¡Feliz día!!!

Nos despedimos con la lectura de Romanos: Él es el origen, guía y meta del universo. A Él la gloria por los siglos. Amén”.

Margarita Lijó

Comentarios cerrados.