«Yo soy el Pan de Vida»

.

     El sábado 21 de Octubre, las Familias Invencibles de Madrid nos reunimos para alabar al Señor. La alabanza y el canto de la gloria de Dios es cada sábado, que nos reunimos, el comienzo de nuestra reunión. En Familias Invencibles, la alabanza al Señor es el manantial que fortalece los corazones y da calor en el camino.

      Esta vez tuvimos una invitada especial por la que damos gracias a Dios: Inmaculada Moreno, compañera de nuestro Señor que, tras compartir con nosotros la oración de alabanza, nos ha regalado con una preciosa enseñanza sobre “El Pan de Vida”.

-Este curso trabajaremos los 7 «Yo Soy» del Señor. Este fue el primer tema: “Yo soy el Pan de Vida”

    Inmaculada nos contó desde su experiencia y desde la alegría de su vivencia, cómo podemos disfrutar de este precioso don de Cristo como banquete, como sacrificio, como contemplación de la Trinidad y desde el misterio de Cristo. En todas estas perspectivas encontramos el sentido de las palabras de Jesús en el momento de la institución de la Eucaristía, “tomó el pan, lo bendijo, lo partió y lo repartió a sus discípulos”.

    A continuación, disfrutamos de unos momentos de intercesión ante Jesús sacramentado de cada una de las familias de modo particular. El Señor fue bendiciendo una a una, a cada una de las familias bajo la oración de los hermanos.

     Y, tras estos bellos momentos, no faltó la pedagogía de nuestros pequeños, de la mano sabia de Bea y Jose. Ellos interpretaron para nosotros una parábola en la que nos mostraban otro de los frutos y significados más profundos de “la Eucaristía – Pan de Vida”, somos uno en Cristo y, en comunión, hemos de caminar y trabajar hasta encontrar el agua viva, la fuente que puede saciar nuestra sed.

    Terminamos disfrutando juntos del ágape compartido, con todas las delicias de nuestros cocineros y las viandas compartidas. Cada uno aportando desde lo que puede y todos disfrutando de un rato de convivencia, haciéndonos partícipes unos y otros de nuestras vidas, alegrías y dificultades.

     ¡Damos gracias a Dios que siempre nos acompaña fielmente y nos sostiene en el camino!

Nieves Laporta

Comentarios cerrados.